Windtalkers


En 1943, Joe Ender es un marine que ha perdido en las Islas Salomón a sus compañeros de pelotón durante la Segunda Guerra Mundial. Ahora tiene una nueva misión, custodiar a Ben Yahzee, uno de los indios navajos requeridos por el ejército estadounidense para la utilización de su idioma en pos del envío de códigos indescifrables por los japoneses.

akas: Windtalkers, Códigos de Guerra, Windtalkers: Les messagers du vent
2002, USA, 132 min.
Director: John Woo Guión: John Rice, Joe Batteer Fotografía: Jeffrey L. Kimball Música: James Horner Intérpretes: Nicolas Cage, Adam Beach, Christian Slater, Peter Stormare, Roger Willie, Jason Isaacs, Mark Ruffalo Fecha de estreno: 14 de Agosto de 2002.


Anuncios

4 comentarios el “Windtalkers

  1. John Woo es un experto director de películas de acción. Fuera de este campo es un absoluto desconocido, tal vez por que no ha hecho más películas de este tipo. Ahora mismo desconozco este dato. Al menos, todas las películas dirigidas por él que yo haya visto, basan la mayor parte de su metraje en la acción pura. Aquí no se hace ninguna excepción al respecto, al contrario, se superan todas las cotas vistas en su cine.

    La historia, verdadera, tiene interés y entidad por sí misma. No parece ser necesario que existan muchos combates, sangre y fuego, para ser explicada. Sin embargo Woo abusa hasta extremos realmente inquietantes de las escenas de batallas cuerpo a cuerpo, despiadadas en su reiteración y sobre todo, agobiantes en su realización, volviendo loco al espectador con los locos movimientos de cámara, cuando debería haber movido a la inteligencia del espectador gracias a un buen empleo y dosificación de la violencia, que cuando no abunda y es filmada con certeza y dominio del rigor dramático tiene más fuerza y convicción. Además, a veces, (episodio del falso prisionero para apoderarse de una radio) resulta ridículo, asemejándose a aquéllos entrañables tebeos de “hazañas bélicas” que tanto leíamos los chavales de mi época.

    Al menos, el momento en que Christian Slater protege a “su indio” en el ataque al poblado está muy bien rodado, pero es casi el único momento verdaderamente bien dirigido.

    En el haber de la película están los momentos en que de ve la crueldad de la guerra y la estúpida xenofobia hacia pueblos minoritarios (aunque también da grima oír a los soldados estadoudinenses gritar cada vez que matan a uno de los suyos:-“‘hijos de puta, vais a morir!” justito después de que han achicharrado vivos ellos a unos cuantos japoneses.

    También hay que destacar la buena interpretación de Roger Willie como uno de los dos indios navajos protagonistas, verdaderamente de tal raza y que fue elegido personalmente por Woo en un cásting que hizo en las reservas que los navajos tienen entre los estados de Utah, Arizona y Nuevo México.

    Me gusta

  2. Windtalkers a simple vista parece sólo un film bélico y nada más, pero no es así, su director John Woo ha intentado darle un toque de emotividad y sentimiento, algo que no consigue y además el cineasta es más conocido por hacer películas de acción sin trascendencia alguna.

    Es más sólo busca entreter al público con sus películas. Cosa que no consigue siempre y lo mismo le pasa a este film. Que en principio entretiene pero a lo largo de la trama y el desarrollo del ritmo narrativo se realentiza haciendo que se vuelva en algunos momentos de autentico aburrimiento y de gran pesadez.

    En conclusión es un film preferible de ver cuando no hay nada mejor que hacer pero poco más.

    Me gusta

  3. Resulta triste que un director tan dotado como John Woo nos decepcione vez tras vez con sus últimas películas. Aquel director tan osado, original y brillante en su etapa hongkonesa, se ha convertido desde que recaló en USA en uno más adscrito al género de acción más comercial. Salvo cara a cara, los demás films de Woo los podría haber firmado cualquier director de Hollywood.

    Windtalkers se resume en 15 minutos de buen cine y una hora y 45 de fuegos artificiales. Una historia de lo más convencional, con todos los tópicos ya explotados del enfrentamiento racial, en este caso entre navajos y americanos en un contexto bélico. Las escenas de acción son espectaculares, no seré yo quien lo niegue, pero aburren por su reiteración. Lo único salvable son esos quince minutos en los que la película se remansa un poco para mostrarnos las personalidades reales de los 2 indios navajos protagonistas y su lucha contra los prejuicios de Cage y del soldado americano de mentalidad más reaccionaria,.

    En fin, una pena, una vez más. A pesar de ello, sigo pensando que si Woo se despegara de los encorsetados parámetros hollywoodienses podría realizar una gran película, ésa que todavía confío que dirija. Si continua por el camino mostrado en Windtalkers tendremos que deducir que no es tan buen director como algunos seguimos afirmando.

    Me gusta

  4. Ya saben que yo soy partidario del libre albedrío, de que para los gustos se hicieron los colores y que cada uno es muy libre de hacer las películas que les plazca y como les dé la gana. Vale. Lo que pasa es que la filmografía John Woo, un señor que va de moderno –y a ver cuándo aprendemos que la modernidad no es sinónimo de mover la cámara de acá para allá como un poseso- , me produce unos espasmos tales que mi cuerpo echa a temblar cada vez que resuena un nuevo estreno suyo: “Blanco humano”, “Broken Arrow (Alarma nuclear)”, “Cara a cara”… todas me parecieron insufribles payasadas, a cada cual peor, alcanzando su cenit con “Misión Imposible 2”, mi juicio, una de las más lamentables cintas de los últimos cincuenta años.

    Pero mira tú por dónde que la única película con la que se ha estrellado en la taquilla, con la que sus fans y cierto sector de la crítica le ha dado la espalda, es la única que encuentro meramente decente. Pues sí. Vale que Windtalkers no es sino otro capítulo más de una interminable lista de episodios de la II Guerra Mundial, lleno de personajes un tanto arquetípicos con sus miedos, sus contradicciones, sus prejuicios… y, para más remate, siempre desde el punto de vista de los heroicos soldaditos americanos.

    Ahora, ¿qué quieren que les diga? A pesar de todos sus males, me he topado con un film majete, donde por fin Woo da más importancia a sus personajes que a sus movimientos de cámara –aunque en algunos momentos se ve que no resiste la tentación de algún barrido por allí, algún zoom por allá…- y que mantiene al espectador entretenido en su butaca durante un par de horas.

    Ya sé que algunos me tacharán de inconformista, pero, ¿qué voy a decir? A mí, personalmente, “Windtalkers” me ha gustado, con sus virtudes y sus defectos, y eso ya es todo un logro para un cineasta tan sumamente prefabricado para la taquilla como es este chino afincado en Norteamérica.

    Es más, incluso me quedo con una brillante línea de diálogo como resumen de la película. Es cuando el personaje de Noah Emmerich le reflexiona a Nicolas Cage: “Recuerdo a mi abuelo sentado en el porche hablándonos de cazar indios como si de cualquier animal se tratase. ¿Quien sabe? Quizá dentro de quince años nos sentemos a la mesa con los japoneses a debatir quién zurramos ahora”.

    Pues eso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.