Shrek 2


Tras haberse enfrentado a un dragón con aliento de fuego y al malvado Lord Farquaad para conseguir la mano de la princesa Fiona, Shrek debe afrontar su mayor reto: sus suegros. Shrek y Fiona regresan de su luna de miel y aceptan la invitación de visitar a los padres de la princesa, el rey y la reina del reino de Muy Muy Lejos. Asno les acompaña en el viaje. Todos los súbditos del reino acuden a saludar a su princesa, y los monarcas esperan con expectación la vuelta a casa de su hija y del nuevo príncipe. Pero no estaban preparados para ver el aspecto de su yerno, por no mencionar lo mucho que su pequeña había … bueno… había cambiado. Shrek y Fiona no se imaginan que su boda ha arruinado los planes que el rey tenía para ella… y para sí mismo. El rey debe asegurarse los servicios de una poderosa Hada madrina, de un atractivo Príncipe azul y del famoso matador de ogros Gato con botas para cumplir su versión personal del “y fueron felices para siempre”.

2004, USA, 93 min.
Director: Andrew Adamson, Conrad Vernon, Kelly Asbury Guión: David N. Weiss. J. David Stem. Joe StillmanMúsica: Harry Gregson-Williams Intérpretes: Dibujos Animados Fecha de estreno: 30 de junio de 2004

8 comentarios el “Shrek 2

  1. Tras el éxito cosechado en 2001 por Shrek, tres años más tarde los estudios Dreamworks lanzaron una segunda parte la cual, por fortuna, se sale del manido dicho de “segundas partes nunca fueron buenas”.

    ¿Cómo enfocar la historia para que siga sorprendiendo? No era tarea fácil. En la película original se dio la vuelta a los clásicos cuentos de hadas, poniéndolos por completo del revés. Aquí se sigue en la misma línea, sólo que narrando algo que en dichos cuentos se resume en una frase: “vivieron felices y comieron perdices”. Siempre nos lo hemos creído a pies juntillas pero, ¿y si no fuera así?.

    Enfocado con claras reminiscencias a Los padres de ella, la línea central del argumento se basa en problemas tan cotidianos como las relaciones entre suegros y yernos. A partir de ahí, Andrew Adamson (director de la primera y responsable del argumento de ésta), Kelly Asbury (Spirit: el corcel indomable) y Conrad Vernon (Monstruos contra alienígenas) dan rienda suelta a sus prodigiosas imaginaciones para recrear un nuevo reino, el de “Muy, muy lejano” ambientado claramente en el mundo de Hollywood: grandes paseos tipo Sunset Boulevard, enormes letras con el nombre del reino en las montañas e incluso una ceremonia que rivalizaría con cualquier entrega de los Oscar.

    Empeñados en introducir elementos modernos del día a día en un contexto de fábula clásica, nos desternillaremos al ver parodiados asuntos como internet, los fast food, la fastidiosa publicidad en televisión, los realitys shows o incluso la explotación laboral.

    En lo que a cine se refiere, vuelve a ser una película referencial, con un anillo de bodas similar al de El señor de los anillos, un rescate a lo Misión Imposible, una galleta gigante semejante al muñequito de los Marshmallows en Los cazafantasmas, una huída al más puro estilo Sylvester Stallone en Demolition Man, la creación del monstruo de Frankenstein…

    Todo este tipo de cosas, además de los ingeniosos juegos de palabras y ciertas situaciones descacharrantes e impensables del libreto, serán paladeados ávidamente por el público adulto, que se divertirá de lo lindo, pero ¿y qué hay de los peques? Como diría Terminator, “no problemo” ya que la imaginación de los creadores de esta saga también da para un universo de color, además de personajes muy queridos por los niños como Pinocho, Los tres cerditos o una peligrosa taberna repleta de malvados personajes de cuento como, por ejemplo, el Capitán Garfio.

    Para seguir en la línea de lo establecido en la primera Shrek, el villano de la función es alguien que, normalmente, resulta un ser entrañable que soluciona los problemas: el hada madrina. Aquí se trata de un personaje mafioso, capaz de cualquier cosa por obtener beneficios. De la misma manera, el tramo final podría calificarse como un Anti- La bella y la bestia (no desvelaré más).

    Hablando de personajes, irrumpe por primera vez en escena el gato con botas, doblado por Antonio Banderas tanto en la versión original como en la española. Fue tal su calado que este personaje repetiría en las posteriores secuelas.

    He de confesar que hay ciertas flaquezas que me hacen valorarla de forma inferior a la primera parte. Éstas son los convencionalismos de los que la historia, en esta ocasión, no logra huir, cierta falta de capacidad de sorpresa y un humor un tanto forzado en las situaciones tipo comedia de situación. Sin embargo, salí bastante satisfecho del cine en 2004 y, a día de hoy, tras un nuevo visionado, he de confesar que me he reído bastante, que es, al fin y al cabo, lo que esperaba de este film.

    Me gusta

  2. La primera media hora del filme se hace larga, el espectador se pregunta para donde va esta vez la ironia.  Y no hay sorpresas, el filme termina siendo una copia del primero y los gag, si bien no son repetidos, ya se parecen a una de las tantas Scary Movie.  En definitiva, una vez más “Las primeras partes siempre son mejores”.

    Me gusta

  3. Pese a las buenas críticas, había oído que sus gags no eran tan buenos y que era bastante inferior a la primera parte. En mi opinión esto no es así. Shrek 2 es una magnífica película, una de las mejores de animación por ordenador de los últimos años (y de la historia, en mi opinión).

    Aquí no asistimos a un simple espéctaculo de humor simple y convencional, si no a una sátira y mofa de multitud de programas o personajes de la vida real. En ella abunda la crítica a personajes con poder, a programas de la televisión estadounidense (el ejemplo de ese programa que aparece en la película, llamado “knights” que es una parodia del programa real llamado “Cops”, si no me equivoco, es fenomenal), pero también tiene toques de humor que nos hacen homenajes a disntintas películas ( De aquí a la Eternidad , la saga Indiana Jones y pasando por El Señor de los Anillos). Humor en muchas ocasiones bastante adulto, cosa que ha aumentado a diferencia de su primera parte.

    Los efectos especiales son un verdadero espectáculo, al igual que su banda sonora. Los nuevos personajes también están muy acertados, claro que destaca mucho el Gato con Botas (con ese gracioso acento andaluz y multitud de secuencias graciosísimas) o el Hada Madrina, una mofa sin duda de la historia de los cuentos de hadas, en que tal personaje tiene un  buen corazón y ayuda a los demás en lo que sea. Aquí el hada ha pasado a ser una verdadera bruja, un personaje malévolo que intentará destrozar la vida de una pareja, ya que tiene dominados al rey y la reina, una historia curiosa que bien podría hacernos referencia al tema de la relación entre los zares de Rusia Romanov y Rasputín (aunque seguramente la cinta no trate de transmitirnos esto, pero es simple curiosidad el citarlo).

    En conclusión, tenemos una película que además de ser pura diversión, tiene un derroche de gags inteligentes y situaciones disparatadas que nos harán pasar un rato inolvidable. Eso sin dejar de lado su sello de calidad, claro. Como he dicho antes, es una de las mejores películas de animación. Además de un estupendo doblaje al español (con las magníficas voces de Cruz y Raya). Mucha diversión y una gran película.

    Me gusta

  4. Que siempre he rechazado aquello de que “segundas partes nunca fuerno buenas” es verdad. Aunque Hollywood muchas veces se ha empeñado en enturbiar al original con secuelas que flaco favor le hacían a la película primogénita, muchos son los casos en los que podamos aplaudir estas continuaciones. ¿Quién duda de la calidad cinematográfica de El padrino, 2ª parte? ¿Quién no vibró con Aliens. El regreso? Acercándonos a fechas más próximas, ¿quién niega que cada nueva aventura de Harry Potter es aún mejor que la anterior? Y, si hablamos de cine de animación, ¿quién no gozó con la desternillante Toy Story 2.

    Ahora, bien es cierto que existen casos sonados de secuelas fallidas. Pero, principalmente, porque no son ni continuaciones ni relatos independientes –caso de las aventuras cinematográficas de Indiana Jones- sino, simple y llanamente, calcos del film original con algún sutil retoquillo. Para nuestra decepción, Dreamworks nos trae de nuevo al ogro más auténtico del cine… en una cinta bastante blandita. Tras un portentoso y prometedor arranque, en seguida la historia se disuelve en conflictos previsibles y un tanto ligeros para el espectador adulto, hasta tal punto que todo el nudo de la historia se desarrolla lenta y previsiblemente.

    ¿En qué pueden haber patinado los creadores de Shrek? Hombre, estaba claro que el factor sorpresa de la primera película era imposible de repetir, pero, como en el ya citado caso de Toy Story, esto podría haberse subsanado con un guión más gamberro, más mordaz, y no teniendo que echar mano de una concatenación de parodias cinematográficas –desde De aquí a la eternidad a Misión imposible o Los cazafantasmas– .

    Pero lo peor no es eso; lo más reprochable es que, allí donde el primer Shrek metía el dedo en el ojo, aquí se da un giro de ciento ochenta grados y por momentos parece que estemos viendo una peli Disney, con tantísimo colorido y numerito musical.

    El público infantil se lo va a pasar en grande, de eso no cabe duda. Para los más canijos, resulta un film bastante divertido y muy ameno. Pero para los mayores puede resultar algo anodino, con pinceladas de gran cine de animación –el personajes del Gato con Botas es toda una revelación, gran trabajo de Banderas- y con alguna que otra pincelada digna de mención –como ese anuncio de Caballeros, al más puro estilo de la televisiva Cops– .

    Pero que nadie se lleve a engaño: a Shrek 2 le falta humor, picardía… mala leche, en definitiva. Es una cinta entretenidilla, pero poco más.

    Me gusta

  5. Segunda aventura del arisco pero con un corazón de oro, Ogro Shrek. Es, en líneas generales, bastante entretenida, aunque menos que la primera parte pues aquí hay algunos tiempos muertos donde no sucede nada interesante y se ralentiza la acción. En dichos momentos, la palabra gana a la acción, siendo el elemento romántico más importante que el puramente cómico y se apaga el vivo ritmo imperante hasta entonces.
    Menos mal que luego se agiliza y los últimos minutos son muy buenos, emotivos incluso.
    En suma, entretenida, pero inferior a su predecesora.

    Y, aunque creo que en esta ocasión no es necesario, avisar que hay que esperar a la mitad de los títulos de crédito para ver un simpático epílogo a cargo del asno y…..En fin, que hay algo más mientras salen las letras. Avisados están.

    Me gusta

  6. Despues de aquella maravillosa primera parte, llega esta segunda igualmente genial y que en menos de un mes a desbancado a Buscando a Nemo como la pelicula más taquillera de animación de la historia.

    Y es que consigue todos los meritos para superarla ya que es igual de genial que la primera parte, sin repetir ningun gag, y con otros geniales como la cena familiar, de nuevo se repiten parodias de peliculas, como esa genial de Spider-Man o la autoparodia de Antonio Banderas de La Máscara del Zorro.

    En definitiva Shrek 2 ya es otro gran clásico de la animación que nadie debe pasar por alto.

    ***** JuMaMiE

    Me gusta

  7. Otra genial película, a partir de esta va a ser difícil poner una película de Disney a los pequeños, porque borda ya la genialidad, el problema es que los pequeños carecen ya de referencias, es imposible que sepan que lo que toca ese solo de trompeta es el tema de “Rocky”, por poner un ejemplo; hay muchas referencias cinematográficas, variaciones musicales (de hecho el epílogo, tras los títulos de crédito, es toda una declaración de principios, es decir, no te levantes del asiento hasta que salga el fin-fin), pictóricas, culturales… inverosímiles tomas cinematográficas que desarrollan ad infinitum este séptimo arte, juegos de palabras.

    Estamos ante una obra infantil pero con características adultas, donde los cuentos infantiles aparecen enrevesados y con dobles lecturas (el gato con botas, los tres cerditos, la cenicienta, Peter Pan, los sapos…). Ojalá volviéramos a ser niños para poder contemplarla de nuevo. Dreamworks sigue evolucionando en guiones, dibujos, banda sonora (la primera canción del cd de la BSO, la de “Counting Crows”, es candidata al óscar a la mejor canción).

    Me gusta

  8. Y mira que no me canso de verla. Tanto esta como la 1ª son las únicas películas hechas por ordenador qure vale la pena ver. Siempre se dice que “las segundas partes nunca fueron buenas”, pero he aquí la excepción que confirma la regla. Para no perdérsela. Nota: 7 de 10.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .