El héroe del río


Los propietarios de dos barcos fluviales compiten por el control del transporte de mercancías por el río Mississippi. Bill, uno de ellos, espera la llegada de su hijo Willie (Buster Keaton), que ha estado estudiando en la ciudad, para que le ayude en el negocio. Pero Willie se ha convertido en un petimetre inexperto y, además, se enamora de la hija del rival de su padre, lo que agudiza las tensiones entre los dos propietarios.

akas: Steamboat Bill, Jr., De Jonge Kapitein, Wasser hat keine Balken
1928, USA, 71 min.
Director: Charles Reisner Guión: Carl Harbaugh Fotografía: Bert Haines, Devereaux Jennings Intérpretes: Buster Keaton, Tom McGuire, Ernest Torrence, Tom Lewis, Marion Byron Fecha de estreno: 17 de Diciembre de 1928.


Anuncios

Un comentario el “El héroe del río

  1. Es difícil elegir una sola película de Buster Keaton como la mejor: casi todos sus largos son magistrales en cuanto a estructura, sketchs y gags brillantes, poética de la torpeza, tristeza e ingenuidad y sublimación del hecho amoroso. También hay trucajes y efectos especiales legendarios (“El cameraman”, “El moderno Sherlock Holmes”).

    En esta cinta, a partir de un esquema ya entonces estereotipado (jovencito que es burlado por todos por sus torpes maneras se enamora de una bella joven miembro de la familia rival de la del protagonista) se suceden a partir de la segunda mitad una serie de escenas de imborrable recuerdo, y las carcajadas alucinadas se repiten entre todos los espectadores.

    Cualquier guionista, director y productor de un film catástrofe o de muchas explosiones y efectos especiales debería ver muy atentamente cómo se ruedan aquí esas escenas, no descuidando ni por un minuto el ritmo ni la unidad interna de la acción, cómo un suceso desencadena al siguiente, cómo se consigue la verdadera espectacularidad en la gran pantalla con medios suficientes pero tampoco muy holgados, cómo una trama no debe detenerse porque llegue una secuencia de explosión o destrucción sino enriquecerse con ella.

    La labor de dirección y montaje son magníficas, y en fin, todo sobresale en una película en la que al espectador moderno le cuesta entrar los primeros diez minutos (muda, blanco y negro, empieza como comedia ya consabida) pero luego se deja arrastrar no sabe como a una hora y pico de diversión y entretenimiento de primera. Un film que todos los amantes del cine deberían ver al menos una vez en la vida. Inconmensurable.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s