Nueve cartas a Berta


Años cincuenta. Lorenzo es un estudiante salmantino que acaba de pasar un verano en Inglaterra, donde ha descubierto otras formas de vida y otros horizontes, además de conocer a Berta, hija de un exiliado, por la que se siente atraído. A su regreso, el ambiente tradicional de su familia, sus amigos y su novia le resultan agobiantes. Se agudizan sus inquietudes en cartas dirigidas a esa Berta que quedó en el extranjero.

1966, España, 90 min.
Director: Basilio Martín Patino Guión: Basilio Martín Patino Fotografía: Luis Enrique Torán Música: Carmelo A. Bernaola Intérpretes: Elsa Baeza, Mary Carrillo, Emilio Gutiérrez Caba, Antonio Casas, Montserrat Blanch, José María Casaux, Manuel Domínguez Luna, María Elena Flores, Rosa Fúster, Concha Gómez Conde Fecha de estreno: 27 de Febrero de 1967.


Anuncios

Un comentario el “Nueve cartas a Berta

  1. La sordidez y el carácter grisáceo, claustrofóbico de la España franquista están presentes en esta obra de forma sutil, como de fondo, cuna del ´nuevo cine español´ que en los años 60 surge con fuerza (Summers, Camus, Borau, Picazo).

    La película es un relato amoroso de juventud, un canto a la libertad camuflado de drama intimista, una historia de pérdida de la inocencia y entrada a la madurez que, sin sobresaltos, radiografía y disecciona la sociedad y costumbres de un pais que está como muerto, aislado, ensimismado y tambien asustado de sacar un poco la cabeza dentro de un ambiente de represión moral, religiosa, política, literaria, vital.

    Conmovió por igual a crítica y público, fue premiada y reconocida, y supone el primer envite de un cineasta considerado insobornable y combativo (“Canciones para después de una guerra”, “Queridísimos verdugos”).
    Vista hoy, sus intenciones e imágenes nos dicen mucho más que cualquier recreación artificiosa-parcial-revisionista del cine español del presente, porque auna honestidad, compromiso y ganas de profundizar en lo que cuenta.

    Considerada como todo un clásico de nuestro cine, su revisión no hace sino revalidar esa etiqueta. Bien de narración, ritmo, fotografía y puesta en escena, humilde en pretensiones, cercana y sabiendo conectar con la sensibilidad del espectador, tiene el aliciente de ver como el director maneja un reparto tan valioso (tiene una de las escasas apariciones en cine de la legendaria actriz teatral Mary Carrillo), y cómo con un presupuesto tan modesto puede lograrse una obra con resonancia, con tanto empaque, con clima. Una película a redescubrir, sin ninguna duda.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s