Si la cosa funciona


Un neoyorquino maduro y excéntrico abandona su vida acomodada para llevar una existencia más bohemia. Así conoce a una bella joven del sur, que lo conduce a en una serie de enredos familiares y sentimentales.

akas: Whatever works, Basta che funzioni, Así pasa cuando sucede
2009, USA, Francia, 92 min.
Director: Woody Allen Guión: Woody Allen Fotografía: Harris Savides Intérpretes: Larry David, Evan Rachel Wood, Henry Cavill, Patricia Clarkson, Michael McKean, Kristen Johnston, Ed Begley Jr., Cassidy Gard, Yolonda Ross, Lyle Kanouse, Steve Antonucci Fecha de estreno: 2 de Octubre de 2009


Anuncios

Un comentario el “Si la cosa funciona

  1. ¡Ah!, qué ganas tenía de regresar a la Filmo-Doré, ese espacio tan grato, incluso afectuoso, para el aguerrido cinéfilo. Donde recrearse con el cielo estrellado de su magnífica sala principal y sus medallones grabados a ambos lados del telón de la pantalla que, allá en las alturas, homenajean tanto a Occidente como a Oriente en una síntesis imposible, pero fascinante, de puntos cardinales terráqueos. Con su raro tono azul-grisú, entre ceniciento y violáceo, que sigue seduciendo como si estuviéramos de estreno permanente.

    Y qué mejor modo de hacerlo con una estupenda comedia de Woody Allen, siempre a la búsqueda incansable de la obra maestra desconocida, intratable y escurridiza como un congrio. Mira que la sigue y persigue, con saña y todo, pero el enamorado de Manhattan no acaba de dar en el blanco desde que firmó su sensacional “Otra mujer”, claro que aquí se ayudaba bastante con la portentosa Gena Rowlands: genuflexión, por favor.

    Pero bueno, no seamos tan quisquillosos y perfeccionistas y reconozcamos al gran cineasta neoyorquino su magistral dominio del arte cinematográfico, en especial, su rutilante dirección de actores (con mención especial aquí para el bombón de Evan Rachel Wood), su ágil montaje y, no digamos, su banda sonora jazzística que envuelve siempre sus películas con una suerte de ininterrumpida caricia musical (aquí con un romántico “If I Could Be With you One Hour Tonight”, de Jackie Gleason y su orquesta, absolutamente arrebatador).

    En esta nueva entrega de la serie (porque sus estrenos anuales otra cosa no son, a salvo de su predilección por las ciudades europeas que, al parecer, tanto le abaratan y facilitan los rodajes), no podemos desentendernos de la presencia de Larry David, esta especie de alter ego del director tan perfectamente ajustado al perfil maniático-neurótico característico del responsable de Annie Hall.

    Su desenfado gestual, su esgrima intelectual, su manantial de ocurrencias y gracias, su acerada ironía, su lúcida visión de la condición humana (sin ahorro del ineluctable lado oscuro no precisamente lunar), su sarcasmo y, sobre todo, su nunca suficientemente agradecida capacidad de humor, de provocación sana, de hacedor de sonrisas y carcajadas… resulta impagable. Y muy natural para el conocedor de sus formidables “Seinfeld” (sólo como guionista y productor) o Curb your Enthusiasm (“No te entusiasmes demasiado” bien podría ser el título en castellano de esta serie de tv, de la que se han editado en España en dvd sus dos primeras temporadas y de la que ya escribí en el blog un entusiasta post).

    Hasta qué punto esto obedece a otra de las creaciones “allenianas”, con su sello inconfundible, su marchamo estilístico habitual: maestría dialogística, parodias dialécticas, psicoanálisis de mesa camilla y mucho desahogo gestual: inconfundible sello histriónico de la casa. O la participación del amigo David ha trascendido su impecable rol actoral para impregnar y sazonar sus discursos, ocurrencias, réplicas, consejos, etc., de visionario sabelotodo y genial (cómo no), no tan definitivamente socarrado por la vida como pudiera parecer. Pues lo cierto es que no lo sé, pero qué más da, se trata de pasarlo bien, divertirse y gozarla hasta el fin con esta lúdica farsa, este nuevo truco mágico y vital. Ya que, no lo olvidemos, esta maestra generosa que a pesar de todo siempre es la vida, bien nos puede conceder otra oportunidad para desentumecer el entusiasmo y avivar la ilusión, aunque la seducción dure sólo mientras la cosa…

    NB: Si la cosa funciona (Whatever Works) está a la venta en España en dvd.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s