Sonata de Otoño


Charlotte acude tras escribirle Eva una carta invitandola a visitarles.Un encuentro feliz y lleno de ilusion que pronto cambiara convirtiendose en un tenso duelo entre ellas provocando la explosion de los rencores acumulados a lo largo de toda una vida.

akas: Höstsonaten, Sonate d’automne
1978, Francia, Alemania, 99 min.
Director: Ingmar Bergman Guión: Ingmar Bergman Fotografía: Sven Nykvist Música: Johann Sebastian Bach, Frédéric Chopin, Georg Friedrich Händel, Robert Schumann Intérpretes: Ingrid Bergman, Liv Ullmann, Lena Nyman, Halvar Björk, Marianne Aminoff, Arne Bang-hansen, Gunnar Björnstrand, Erland Josephson, Georg Løkkeberg, Mimi Pollak

Anuncios

Un comentario el “Sonata de Otoño

  1. Dejando de lado sus obsesiones sobre la muerte o la existencia de Dios, Bergman se recrea en uno de sus temas más queridos: los fantasmas personales, la imposibilidad de superar dependencias, amores-odios, traumas psicológicos, estados de ánimo, y explorar un modo de encontrarse a sí mismo.

    Con un tono muy diferente a su obra más lograda en este sentido (“Pasión”), y pasada ya su experimentación con el color, Bergman se muestra aquí menos autoconsciente, y deja que los personajes encuentren su propio fondo, su propia vía sin que su mirada como realizador-pensador-ensayista intercepte, limite los recovecos de una historia nada fácil de llevar a la pantalla.

    A la vez personal y compleja, con rasgos propios del Bergman de siempre (ese que tanto admira Woody Allen e intenta reflejar en “Septiembre”), se trata de una introspección del personaje central (Ullmann) que no esconde egoísmos, estados febriles, cordura al borde de la extenuación, y que contrasta con la sutil e implacable agonía, la destrucción física, mental y emocional que lleva consigo el personaje de Ingrid Bergman.

    Aspectos de iluminación, música y ambientación parecen menos potentes que en otras películas más sugerentes y espirituales de esta época (“Gritos y susurros”), y sin embargo, hay toques de lucidez, de desgarro que están mejor dibujados aquí.

    Sentido poético del determinismo interior, contrastes a veces imperceptibles de espacios ambientales externos e interiores, duelo interpretativo áspero y de primera magnitud, escenas ´oníricas´ de gran belleza, en fin obra de soledad, de visualizar heridas profundas y a veces insondables, de plasmar el motor interno de las relaciones humanas y su desenfoque más común, en pleno estado de gracia por parte de un cineasta dotado como pocos para mostrar el mosaico de sentimientos, pensamientos, emociones que componen el alma humana.

    No sé si es muy adecuada para públicos amplios, si llegan a entenderla en toda su extensión, si no les parece un poco lenta y árida, pero a mi me resulta viva, luminosa, trascendente, veraz. Un verdadero aliento a la inteligencia y los sentidos. Obra Maestra.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s