Alien, el octavo pasajero


De regreso a la Tierra, la nave de carga Nostromo interrumpe su viaje y despierta a sus siete tripulantes. El ordenador central, MADRE, ha detectado la misteriosa transmisión de una forma de vida desconocida, procedente de un planeta cercano. La nave se dirige entonces al extraño planeta para investigar el origen de la comunicación.

akas: Alien, Alien – Le 8ème passager
1979, USA, 122 min.
Director: Ridley Scott Guión: Dan O’bannon, Ronald Shusett Fotografía: Derek Vanlint Música: Jerry Goldsmith Intérpretes: Tom Skerritt, Sigourney Weaver, Veronica Cartwright, Harry Dean Stanton, John Hurt, Ian Holm, Yaphet Kotto, Helen Horton Fecha de estreno: 25 de Septiembre de 1979.


Anuncios

11 comentarios el “Alien, el octavo pasajero

  1. Esta primera película de Alien es una gran película, de eso no cabe duda, que se ha convertido en un clásico del cine de terror y ciencia-ficción.

    Pero decir que es la mejor película de Ridley Scott me parece un exceso verbal, por razones evidentes para todo amante de la ciencia-ficción con mayúsculas (cosa que Alien, a mi entender no es).

    El mayor defecto que le veo es la previsibilidad del final. Para alguien aficionado al cine, es fácil intuirlo con lo cual se pierde el pretendido efecto sorpresa sobre el espectador. O quizá sea que se ha plagiado hasta la saciedad, no lo sé. La cuestión es que no me termina de convencer ese aspecto concreto.

    Al resto no hay que poner ni un pero, destacando especialmente el entorno y la atmósfera, a mi entender lo más conseguido, junto con el diseño del eternamente famoso bichejo.

    Me gusta

  2. Alien,el octavo pasajero si que es una autentica joya dentro de cine de terror,no como Hellraiser.Hellraiser es asquerosisima,pesada y aburrida.

    A mi me dijeron que Alien es muy buena pelicula,pero que era mejor la de Alien resurrección,primero vi Alien resurrección y no me gusto mucho,es mu asquerosa,violenta y exagerada.Aunque Alien,el octavo pasajero sea algo violenta es muchisimo mejor que la de resurreccion.

    Me gusta

  3. En 1979, tras relevar a Walter Hill de la silla de director, un joven Ridley Scott, que acababa de dar la sorpresa con Los duelistas, quedó consagrado gracias a una de las más populares películas de ciencia-ficción de todos los tiempos. Alien, el octavo pasajero fue el film que reinauguró la moda de Hollywood por llevar a cabo películas ambientadas en el espacio o protagonizadas por seres de otro planeta o galaxia. Tomando elementos tanto del cine de serie B como de incontestables obras maestras del género (¡no me digan que la fotografía y parte de la estética no les recordó, aunque fuese un poco, a la inmensísima 2001: Una odisea del espacio!), Scott logró una muy eficaz película, elevada a la categoría de obra maestra con el paso del tiempo. Su éxito en taquilla se vio propiciado, principalmente, a la innovadora introducción de una heroína (la teniente Ripley) como personaje principal, así como a una notable campaña de marketing que mantenía el misterio de su argumento, tal como lo podría ser ahora Cloverfield (o, como su distribuidora la ha titulado “muy inteligentemente” aquí, Monstruoso).

    Alien contó con tres secuelas más, la última estrenada en 1997, así como con un par de discretos ‘crossovers’ que le enfrentaban con el protagonista de otra de las grandes sagas de los ochenta, Depredador, debido a una idea de Stephen Hopkins llevada a cabo en la primera secuela de la película de McTiernan en la que la cabeza de Alien aparecía como “trofeo” personal del protagonista, que dio fruto a una serie de cómics en los que llegaron a tomar parte personajes tan variopintos como TerminatorSuperman o Batman. Sin embargo, no cabe duda de que la película más revolucionaria, inteligente y sorprendente de todo ese conglomerado de terror y ciencia-ficción fue la primera y mejor de todas, la dirigida por un Ridley Scott que, de nuevo, tomó inspiración de una novela escrita por uno de sus autores predilectos, el gran Joseph Conrad (no en vano, la nave se llama Nostromo).
    La extraordinaria inventiva de un hombre que ya por aquel entonces conocía lo suficientemente bien a su público fue una de las responsables de la gran aceptación obtenida por esta maravilla llevada a cabo con tan solo 11 millones de dólares, contando con un diseño del pintor surrealista suizo Hans Ruedi Giger, que se alejó de las convenciones físicas propias de los extraterrestres, optando por un diseño mucho más oscuro y siniestro, casi viscoso, de una complejidad asombrosa en sus características. Gracias al modificadísimo guión de Dan O’Bannon, Scott elaboró una película apasionante desde el primer minuto hasta el último, no sólo por su extraordinaria fotografía, obra de un inspirado Derek Vanlint, sino también por el impactante ritmo narrativo, a su vez cargado de una agradecida parsimonia ya completamente inusual en la gran mayoría de intentos de género que se realizan ahora, que poco a poco construye su sencilla y desasosegante historia.
    Su comienzo levanta el interés justo, presentándonos estupendamente a cada uno de los tripulantes de la nave (y ejecutando la más que acertada teoría de que al espectador le impacta mucho más una historia cuando conoce a las respectivas víctimas que cuando únicamente las ve morir). Mucho más tarde, el descubrimiento del huevo inicia el paseo personal del director en torno a una trama que no se le va de las manos en ningún momento, pese a cumplir con todos los requisitos para acabar siendo una progresiva amalgama de efectismos. Nada de nada. Scott es un tipo listo, y da la sensación de que nació siendo ya un perro viejo. Las situaciones, la atmósfera, todo lo domina a la perfección, elaborando una equilibradísima película que, pese a sus ligeras notas de comicidad y algo de dramatismo (¡que también funciona de maravilla!), llega a causar pavor en multitud de escenas. Apuesto mis galones a que nadie que haya visto la película con pleno uso de razón olvidará jamás el mítico nacimiento de la criatura, emergente de las tripas de uno de los desdichados tripulantes de la Nostromo.
    Un trabajo extraordinario, eficaz en todo momento, inteligentemente narrado a través de un perturbador halo de misterio (si se fijan, en ninguna de las escenas incluídas en el montaje final aparece el extraterrestre en todo su esplendor), y entretenido en todo momento. Una de las películas de ciencia-ficción más recordadas y aclamadas de todos los tiempos, simplemente imprescindible para todo aquel que reconozca talento donde en verdad lo hay.
    No deja de resultar curioso que un director como Scott parezca tener mucha más experiencia en su juventud que en plena veteranía. Veremos si American Gangster no ha sido un espejismo y, de nuevo, el director de Legend vuelve a entregarnos películas, al menos, la mitad de buenas que Alien. Valoración:*****

    Me gusta

  4. De nuevo la obra maestra de Ridley Scott. Una joya del cine de ciencia-ficción, q no envejece con el tiempo .Desde luego vale la pena gastarse unos durillos x ver esta maravilla del septimo arte.A quienes todavia no la hayais visto……..a que esperais? id a verla!

    Me gusta

  5. Para definir esta película, lo podría hacer solo con dos palabras : obra maestra. La mejor que he visto del género de ciencia ficción con elementos de terror. Ridley Scott nos brinda, de momento, la mejor película por el dirigida hasta la fecha.

    La ambientación de este filme es increíble, y llega incluso a ser claustrofóbica (los personajes se veran como atrapados dentro de las instalaciones del Nostromo con temor a ser asesinados por la criatura), junto con una atmósfera realmente agobiante (de cualquier lugar de la nave podría aparecer la criatura). La película cuenta con una excelente banda sonora de Goldsmith y una perfecta recreación de la criatura.

    Cabe destacar también un brillante papel de Sigourney Weaver como teniente Ripley (en cada gesto y mirada se puede ver su terror y como está viviendo la difícil situación. Un mito del cine.

    Me gusta

  6. A mi parecer, es una de las experiencias extraordinarias, una sensacional y tremenda pelicula de terror es ya todo un clasico; Aunque tambien este primer aliens se veia como si fuera un traje de relleno que tiene un sujeto adentro.

    Aunque tambien hay que decir que esta pelicula tiene mas de 25 años y por lo tanto era dificil hacer otra cosa, la actuacion en si de Sigouney Weaver es aclamada e imprescindible en la pelicula. LE DOY UN 10 DE 10

    Me gusta

  7. Un grupo de hombres viaja a bordo de la nave Nostromo. Durante el trayecto reciben una señal, que en un principio piensan que es de socorro. Al intentar encontrar al emisor de la señal, llegan a un desconocido planeta en el cual encuentran huevos de lo que parece una vida extraterrestre.

    Con este argumento empieza esta estupenda película de terror. Llena de emoción, suspense y sustos que nos harán permanecer pegados al asiento en todo momento. Hay que destacar los efectos especiales, espectaculares si tenemos en cuenta el año en el que se rodó.

    Salu2.

    Me gusta

  8. Alien, el octavo pasajero es una de las mejores peliculas de terror por la sencilla razon que desde el momento que sale el alien del pecho del tio que se contagia te mantiene en suspense la mejor pelicula de terror de todo los tiempos se la disputan Pesadilla en Elm Street y La puerta.

    Me gusta

  9. La mejor de todas sin duda, y kien diga lo contrario no entiende de ciencia ficcion ni de terror.

    La segunda parte, aliens el regreso, se le acerca bastante siendo tambien una obra maestra, pero esta es sin duda la mejor de la saga alien.

    Me gusta

  10. Un título mítico en el universo cinematográfico. El tema es plagiado con descaro de ciertas películas de serie B norteamericanas de finales de los cincuenta. Sin embargo, y gracias a un impresionante diseño (R. Giger, Ron Cobb, Moebius…), una absorbente dirección, y unos perfectos efectos especiales totalmente integrados en la acción, la película tiene un acabado que subyuga a los espectadores sin remedio.

    Premios:
    – Oscars: mejores efectos especiales (H.R. Giger, Carlo Rambaldi, Brian Johnson, Nick Allder, Denys Aling).
    – FC San Sebastián 1978: CONCHA DE PLATA A LA MEJOR FOTOGRAFIA Y EFECTOS ESPECIALES.
    – BAFTAS 1980: MEJOR SONIDO (Derrick Leather; Jim Shields; Bill Rowe), MEJOR DISEÑO DE PRODUCCIÓN (Michael Seymour).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s