Kill Bill: Vol. 1


Una mujer va a casarse en una bonita y apartada iglesia en el desierto. Pero de pronto, un hombre aparece, le da la bendición para su matrimonio y acto seguido llama a un grupo de asesinos que acaban con todo el mundo. Cuatro años después, la Novia despierta de un coma justo cuando la están violando y mata a su agresor. Vengativa y furiosa por lo que Bill hizo, decide acabar con él y matarlo, pero antes ha de ir encontrando a sus sicarios y darles donde más les duela, aunque eso implique enfrentarse al grupo de asesinos a sueldo más potente que existe.

2003, USA, 111 min.
Director: Quentin Tarantino Guión: Quentin Tarantino, Uma Thurman Fotografía: Robert Richardson Música: Lily Chou Chou, RZA, D.A. Young Intérpretes: Uma Thurman, Lucy Liu, Vivica A. Fox, Daryl Hannah, David Carradine, Michael Madsen, Julie Dreyfus, Chiaki Kuriyama, Sonny Chiba, Chia Hui Liu, Michael Parks, Michael Bowen. Fecha de estreno: 5 de marzo de 2004


Anuncios

Un comentario el “Kill Bill: Vol. 1

  1. La cuarta película de Quentin Tarantino es un clásico contemporáneo, un filme imprescindible.

    Después de un tiempo totalmente desaparecido de la dirección Tarantino nos sorprendió tras seis años de silencio con una sesión doble de tarantinismo en estado puro, esencia 100% de lo que nos enseñó con sus primeros trabajos. En un principio los dos volúmenes que completan este díptico iban a ser una sola película, pero los productores quisieron recortarla porque el metraje, a su entender, era excesivo. A Quentin se le ocurrió dividirla en dos y los productores encantados: doble ingreso en taquilla, doble venta de dvd, doble venta de discos de las bandas sonoras…

    El argumento surgió unos años antes, mientras Thurman rodaba a las órdenes de Tarantino la (también) prodigiosa Pulp Fiction (Quentin Tarantino, EEUU, 1994), hablando en los descansos surgió la imagen de una novia ensangrentada, y así comenzó lo que devino en una historia épica de venganza.

    La Novia (no conoceremos su nombre hasta la segunda parte de la historia) es atacada en el ensayo de su boda por una banda de asesinos a sueldo al que perteneció y del que desertó para llevar una vida tranquila. El suceso conmueve al tranquilo pueblo de Texas donde sucede ya que ella estaba embarazada y han muerto todos los asistentes. Cuatro años después despierta del coma, ya que la última bala rozó su cerebro sin matarla. A partir de ese momento inicia la persecución de aquellos que truncaron su tranquilidad, para liquidarlos uno por uno. El último será Bill, el jefe y antiguo amante de La Novia.

    La película es un acierto tras otro, no podría describirlos todos porque entonces necesitaría publicar una tesis doctoral sobre esta película. Pero resumiré los más importantes a mi modo de ver. Toda la cinefilia de Tarantino se desborda en la que es su película personal, llena de guiños a sus películas, géneros y artistas favoritos, y como no, a sus películas anteriores y a su propias obsesiones.

    La película bebe del cine oriental, del cine de aventuras y acción, del cine negro, del western, del cómic y del manga. Es sin duda la película más violenta de las que ha dirigido Tarantino y la más sangrienta, pero el tratamiento poético que realiza y la calidad de cada plano la sitúa en las antípodas de películas del mismo género, véase como ejemplo la cuarta parte de las andanzas de John Rambo. Buena cuenta es la maravillosa pieza de manga que intercala explicando la historia de O-Ren Ishii (Lucy Liu), o la magnífica pelea con los 88 maníacos, la banda de Ishii, que además visten como los ladrones de Reservoir Dogs o los sicarios Vicent Vega y Jules Winnfield (Travolta y Jackson) de Pulp Fiction. Y qué decir de Hattori Hanzo, un personaje secundario pero que es una creación memorable. El cocinero de un pequeño puesto esconde como alter ego a un forjador de katanas que tras retirarse decide realizar su última “herramienta de muerte” (como la define él mismo) exclusivamente para acabar con la vida de Bill. Esta intérpretado por el actor Sonny Chiba, que es uno de los favoritos de Tarantino, de hecho en Amor a quemarropa (True Romance, Tony Scott, 1993) el personaje interpretado por Christian Slater celebra su cumpleaños en un cine donde proyectan un maratón de películas protagonizadas por Chiba.

    Su fetichismo hacia los pies queda inmortalizado en un secuencia que dedica íntegramente a los pies de Thurman, que intenta despertarlos después del letargo de cuatro años al que se han visto sometidos. Precisamente en Pulp Ficition hay un diálogo fetichista sobre masajear los pies, que a la postre son los de Thurman.

    La banda sonora es de premio. Acierta plenamente con cada una de las piezas, desde el comienzo con Nancy Sinatra cantando aquello de Bang, bang my baby shoot me down (Bang, bang, mi amor me ha disparado) hasta la versión flamenquera-funky de Santa Esmeralda de la popular Don’t let me be misunderstood. Pasando por el famoso silbidito o piezas de spaguetti-westerns para los duelos a espada. Se cuenta que compró un cd de las 5 6 7 8’s en una tienda de Tokio por 500 dólares tras escucharlo de fondo. Y allí están, cantando antes de la pelea con los 88 maníacos.

    Como he dicho esta película tiene mucho que escribir y poco, muy poco que criticar (negativamente, claro). Si alguien no la ha visto le está faltando tiempo, pero que las vea las dos al mismo tiempo, porque este volumen 1 acaba en un clímax que deja al espectador con la miel en la boca y con una revelación que desea descubrir. Imprescindible se mire por donde se mire.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s